Siempre es propicia la ocasión para brindar apoyo y acompañar a quienes dedican su día a día a los niños más necesitados, brindándoles dedicación, contención y amor incondicional. El día Sábado la Hermana María Badini Confalonieri y la Hermana Carmen Elena Rivera, Misioneras Salesianas, junto al Padre Daniel Schmidt, recibieron los resultados de la colecta solidaria “Abrazos Cruzados” organizada por la Fundación Grupo London Supply, perteneciente a London Supply Group, junto a la Fundación Guido Badaloni, perteneciente al grupo de empresas ANDESMAR a beneficio del comedor infantil, “Cenando con María del Rosario” que dirigen en el Barrio Austral. La entrega se hizo a las 10 AM, en el Depósito Mayorista de London Supply en Río Grande, Tierra del Fuego, donde la emoción colmó el ambiente entre los presentes ante el agradecimiento de las Hermanas María y Carmen quienes, con sorpresa recibieron los alimentos y fondos colectados.


“Cenando con María del Rosario” es un comedor que atiende las necesidades de aproximadamente 100 niños de barrios y asentamientos de bajos recursos de la margen sur de Río Grande, en su mayoría provenientes de familias de muy bajos recursos, brindando diariamente la cena (a las 18:30 hrs.) a niños hasta 14 años. Actualmente el comedor opera en un salón anexo a la capilla barrial, y ya ha colmado su capacidad. Los planes de las manos solidarias que llevan adelante este comedor, contemplan ampliar la capacidad para así brindar asistencia a un mayor número de niños necesitados. Cuentan con un terreno donado por la Municipalidad de Rio Grande donde proyectan construir un espacio con mayor capacidad, pero a su vez tienen planes de aprovechar la estructura de la capilla barrial y ampliar el segundo piso con este objetivo.


El esfuerzo y la solidaridad promovidos por ambas Fundaciones entre sus empleados, amigos, clientes y colaboradores quienes, de forma voluntaria, decidieron aportar a la nutrición de la infancia en nuestro país, sin duda ha superado las expectativas todos quienes formamos parte de esta campaña, logrando acopiar 3.733 kg de alimentos no perecederos como resultado.
Asimismo, entre todos los compañeros de trabajo, que conformamos el grupo a nivel nacional, se organizaron de forma voluntaria y espontánea, distintas actividades, tales como: torneos de truco, desayunos solidarios, ventas de almuerzos, colocación de urnas solidarias, subasta de obras de artes donadas, entre muchas otras acciones. El resultado, sin duda esperanzador, ha sido la recaudación de un total de 285.457 pesos.


El sueño de que los chicos de Rio Grande tengan un nuevo comedor operativo lo más pronto posible, está cada vez más cerca.